Bibliohack

Instalacion de estativo en 'V' en el Archivo del Agua, Mendoza.

Bibliohack

La historia de Mendoza esta íntimamente ligada al uso del agua. La necesidad de realizar obras y arbitrar conflictos sobre este recurso escaso llevó a la creación de instituciones hídricas ya en épocas coloniales. En 1884 se dictará la primera ley de aguas y se creará el Departamento General de Aguas, hoy denominado Departamento General de Irrigación (DGI), una institución autárquica e influyente de la Provincia cuya función principal sigue siendo la administración general de las aguas públicas.

Hablar de la historia del agua en el territorio que hoy ocupa la provincia de Mendoza está directamente ligado al rescate e interpretación de actas, planos, informes, ilustraciones, fotografías o libros que han generado desde hace más de dos siglos los entes encargados de administrar este recurso. Mucha de esta documentación se encuentra bajo la custodia de archivos generales dispersos geograficamente en el denominado archivo pasivo del Departamento General de Irrigacion. Para facilitar el acceso y poner en valor este acervo se está conformando la Biblioteca y Archivo Histórico del Agua en las instalaciones centrales de Irrigación en la Ciudad de Mendoza.

A continuacion. algunas imágenes del archivo mientras relevábamos las diferentes tipologías de documentos existentes.

En el marco de ese proyecto de puesta en valor del acervo y en colaboración con el Instituto de Ciencias Humanas, Sociales y Ambientales del Conicet (Incihusa/Conicet) fuimos a Mendoza en septiembre de 2018 a construir e instalar un estativo en V para la biblioteca. El dispositivo digitalizará parte de un acervo de libros, fotografias y revistas históricas que actualmente no son de fácil acceso para los investigadores.

El corte láser de las piezas y la adquisición de materiales para el armado se realizó integramente con proveedores de la ciudad de Mendoza, gestionado por integrantes del Incihusa. A nuestra llegada ya contábamos con el material listo para comenzar a ensamblar el dispositivo.

El segundo día emprendimos la tarea de enmascarar y pintar el estativo, en un espacio abierto dentro del edificio de Irrigación.

Finalmente en nuestro último día en Mendoza llevamos adelante los ajustes finales, el emplazamiento del dispositivo en su lugar definitivo, la instalación eléctrica del aparato, la programación de las cámaras y la instalación del software de captura y postprocesamiento en una notebook destinada a operar el escáner. A ultima hora realizamos una prueba de uso del dispositivo y una capacitación a los integrantes de la Biblioteca y del Incihusa que luego continuó en las siguientes semanas en una modalidad virtual.

Queremos agradecer especialmente a Mark Healy, Facundo Martín, y Sergio Terrera por la confianza puesta en Bibliohack para llevar adelante este proyecto.


El texto e imágenes de este artículo (excepto que se indique lo contrario) se publican bajo licencia: Creative Commons Atribución Compartir Igual 2.0